La concentración El Mago - Tarot esotérico - Tarot Gratis

La concentración El Mago – Tarot esotérico

tarot gratis online rider waite smithEn el post anterior recomendé buscar cual es nuestra propia voluntad.

Recomendé buscar la voluntad que hay detrás de cada deseo. Deseo y voluntad sin ser sinónimos absolutos pueden serlo en la mayoría de casos.

Un deseo a veces se entiende como un “quisiera” que denota falta de concentración y en cierto sentido fustración, pero la voluntad es un “quiero” es una voluntad determinada a realizarse y el mago representa la concentración de esa voluntad de manifestar algo.

Veamos la carta podemos usar tanto la baraja que estoy usando de referencia de la Orden creada por Paul Foster Case (B.O.T.A) como el tarot de Waite que es semejante en muchos aspectos.

El mago con una mano alzada que sostiene una varita mágica señala hacia abajo con la mano opuesta. Sobre él está el signo del infinito que de hecho representa lo que ya vimos en El Loco, la fuerza total del infinito (Ain Sof Aur)  y es esa fuerza la que la voluntad creadora de El Mago va a usar para maniffestar algo.

Sobre la mesa están los sínbolos de los 4 palos de la baraja – oros, copas, bastos y espadas – que son la represntacion de los cutro elementos con que la humanidad ha representado los contituyentes de la materia.

Eso es una representación de esa voluntad de manifestar algo concreto. No es un deseo en el sentido de un quisiera,es un mago, lo que quiere hacer lo va a hacer. Lo va a manifestar, realizar, lo va a haacer manifiesto en una circunstancia o hecho concreto.

Ese proceso empieza por la concentración, que es de hecho la concentración del poder universal. Ese poder lo vamos a llamar energía.

Sus número en el tarot de Paul Foster Case es el 1 que en Kabbalah representa la primera esfera Kether, que es la primera manifestación de Dios (el Ser del Cosmos ).

Los rasgos distintivos de la religión hebrea que es el origen de la Kabbala son contundentes sobre la idea de que Dios es “aquel que soy” y es un solo Ser. Eso es el monoteismo.

Ahora bien el monoteísmo rechaza a su vez que Dios sea cognoscible o representable, puesto que eso es el error de la idolatría. No es solo hacer o no hacer pinturitas o esculturas de Dios, es no hacerse ni tan solo una idea o imagen mental.

El origen, su naturaleza, no puede ser contenida ni representada, ni es nada, ni es todo, ni es la energía… no es una idea.

Kether es una manifestación pero no es el Ser que se manifiesta. El Ser conserva la idea de 1 en cuanto conserva siempre la cualidad de no ser diverso. Es unicidad, pero pensar en el 1 nos puede llevar a pensar que es uno frente al 0 o frente al 2.

La idea de que el Ser es UN ser es idolatría, convierte al Ser no en nuestra fuente sino en un personaje que está hecho a nuestra imagen, cuando el esoterismo lo que viene a enseñar es que nuestro ser es semejante al Ser Universal, y por tanto inefable y no divisible. Nuestra naturaleza no es nuestro ego o autoimagen, basada en la educación y nuestra experiencia sensorial producto de nuestro cuerpo. La Unicidad nos incluye, no tiene nada ajeno. Solo nuestra visión limitada nos mantiene prisoneros de nuestra percepción limitada en circunstancias que refuerzan nuestra limitación.

La unicidad de Dios o de “Aquel que Es”, es la ausencia de algo ajeno a El.

Kether en cuanto es una manifestación ya es el 1 que generará el 2 y por un proceso de 10 esferas o manifestaciones el mundo material con toda su diversidad.

Dios es la Unicidad misma de este proceso, no UN ser aparte.

Siento si los términos religiosos pueden crear rechazo o contradecir ideas religiosas, pero lo que estamos hablando es la aplicación de este principio.

La unicidad implica el principio hermético de que como es arriba es abajo. Y en cuanto estamos hablando de manifestar una voluntad para crear esa realidad o realización deseada, lo mismo se aplica a nosotros.

Ya somos parte de esa Unicidad del universo, pero para manifestar hemos de concentrar la fuerza universal mediante la concentración por eso hemos de concentranos en una sola voluntad.

El resto de fuerzas y acciones se ordenarán alrededor de esa voluntad concentrada.

La importancia de entender los pros y contras de nuestras decisiones, de nuestras intenciones es de vital importancia. Nuestra vida depende de ello. Las circunstancias de nuestra vida ya son manifestaciones de inteniones y deseos previos. Nunca hemos estado privados del poder que estamos ahora empezando a usar conscientemente.

Por eso debemos desarrollar un entendimiento veraz de como se manifiestan los fenómenos y una sabiduría profunda de la naturaleza de la manifestación.

La letra que se asocia a El Mago es Beth, que en hebreo significa casa.

La casa es un receptáculo, un espacio acotado, un lugar de residencia para la fuerza del infinito.

Un punto que señalé anteriormente es que la carta 10, que en cuanto a las esferas o Serifot sería la última no nos ofrece, en principio, una idea alagüeña del resultado de esa voluntad primaria. Es decir, si Dios inició el proceso universal para manifestar el mundo material, podemos pensar con toda lógica que Dios puede ser estúpio o malvado, puesto que La Rueda de la Fortuna lo que nos dice es que  cualquier logro acaba en frustración, toda victoria es fútil puesto que la muerte, si no una circunstancia adversa, nos acabará derrotando.

El proceso del cambio es en definitiva derrota, o al menos derrota de nuestras aspiraciones. Pero eso esfuto de nuestra ceguera.

Ese pensamiento solo indica que carecemos de una comprensión de ese cambio, y de nosotros mismos. Y nos indica algo más: Que estamos en una visión dualista y en una mentalidad enjuiciadora.

En última instancia el Tarot Esotérico no tiene como finalidad manifestar acciones mágicas mundanas, no como fin último. Podemos lograr cosas y estamos obligados a hacerlo. Cubrir nuestras necesidades, cambiar circunstancias adversas, establecer relaciones. Pero nada de eso colma nuestro deseo profundo de completud, nada de ello satisface nuestras aspiraciones por mucho tiempo.

Vamos a manifestar sabiendo que los resultados son circunstancias transitorias, no el objetivo. El objetivo es el estado de conciencia del Arcano 21 y la concentración solo es el paso inicial para entender como funcionamos mientras vamos tomando contacto con las diferentes fuerzas que están representadas por los Arcanos. Y que simbolizan las fuerzas que nos constituyen.

Hasta aquí hemos llegado en este post. En el siguiente seguiremos con algun otro aspecto de El Mago para avanzar hacia la Sacerdotisa.

 

siguiente

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *