Tarot esotérico - El Loco y La Rueda de la Fortuna - Tarot Gratis

Tarot esotérico – El Loco y La Rueda de la Fortuna

tarot gratis online marsellaHablé en el post anterior de varias cosas basándome en el Arcano cero – El Loco,  concretamente según las cartas de un grupo concreto: B.O.T.A.  Builders of Adytum.

Vamos a recapitular.

Por una parte la idea es que estamos hablando de ocultismo, entendiendo que estamos intentando usar el Tarot para alcanzar un conocimiento que no es el de nuestros sentidos o nuestro intelecto.

Y una cosa importante de entender es que ese conocimiento se alcanza con un trabajo interno que no son cálculos o razonamientos sino un contacto con las fuerzas que nos constituyen y que manifiestan nuestra situación.

Lo oculto somos nosotros mismos.

¿Quien vive tu vida? ¿Quien siente tu alegría y tu pena? ¿Quien eres tú más allá de tu auto-imagen?

¿Quien piensa?  Cualquier respuesta que des es una respuesta exotérica basada en tu experiencia externa, pero el si-mismo, tu realidad es algo que nadie te puede haber enseñado por que no es algo que se pueda enseñar o mostrar.

Para poner un ejemplo. Cuando sueñas ¿Eres el que sueña o eres el personaje que sueñas ser?

En un sueño vives experiencias y dices que te pasó tal cosa en el sueño, pero tu ser ¿No es acaso el que sueña que esas cosas pasaron?

Recuerda que dije que El Loco representaba tu espiritu, tu fuerza vital… ¿Lo dije? En realidad no importa. Lo digo ahora.

El Loco eres tú… pero también El Mago, La Sacerdotisa y todas las cartas del Tarot.

O mejor dicho, todas las cartas del Tarot representan fuerzas que manifiestas cotidianamente.

Concretamente El Loco representa tu potencialidad pero también tu ignorancia, tu ignorancia de ti mismo. Y aun más una ignorancia que probablemente sea una sabiduría que te conviene tener en cuenta.

Si tomamos el ejemplo anterior del sueño, El Loco es quien sueña, y tu ego es el personaje que vive el sueño. Si buscas quien sueña, quien piensa, quien comprende las palabras que estás leyendo… no vas a ver a nadie.

Conocerte a ti mismo no es conocer algo. El Loco tiene el número cero no por que no sea, sino por que no es algo.

Hablé también de la Kabbalah y dejé claro, supongo, que si bien la Kabbalah tiene que ver con la Biblia o la Torah no estamos convirtiendonos al judaismo ni a ningúna religión. Aunque sí estamos tocando los temas que las religiones tratan. No tenemos que creer nada.

Los cabalistas dicen que creer es dudar. Saber no es dudar, creer es dudar. Saber viene de la experiencia, pero en tanto no tenemos un conocimiento creemos y defendemos creencias.

Hay que ir con cuidado de no crear un sistema propio de creencias “esotericas” que te lleven a desconectar de la realidad que compartes con los demás.

El Loco representa, dijimos, el espiritu y también un tipo de conciencia no ordinaria pero no queremos volvernos locos, lo que queremos es alcanzar un conocimiento de nuestro potencial.

Kabbalah -Los 10 Sefirot

En el ejemplo del sueño,

El Loco es quien sueña, es el ser viviente que se manifiesta en diferentes papeles y manifiesta diferentes poderes.

Con esos poderes es con lo que vamos a trabajar. Son poderes que usamos cotidianamente: Voluntad, Memoria, Imaginación… y con esos poderes es como hemos creado la situación en que vivimos.

Y ahí es donde aparece La Rueda de la Fortuna. La buena y la mala fortuna.

Normalmente en el estudio del Tarot se enseñan las cartas de forma consecutiva, y después de El Loco se pasa a El Mago. Del 0 se pasa al 1.

En este caso estamos pasando del 0 al 10. Y el 10 es un 0 y un 1.

Eso en el Arbol de la Vida de la Kabbalah seria pasar del Ain Sof Aur – El Infinito que está más allá del Arbol a el reino más bajo.  La esfera número 10 que es nuestro mundo.

Es muy intencionado no comenzar con cosmologias divinas y pasar directamente a la carta que representa nuestro mundo, nuestra situación real, la alternacia de buena y mala fortuna.

Recuerdo haber comentado que el Tarot tenía indicios de estar expresando una doctrina gnostica, aunque muchos tarots estén basados en corresondencias cabalisticas, astrológicas y doctrinas de diferente tipo. Pues vamos a ver un poco de doctrina gnostica.

La idea gnostica es que el mundo no lo ha creado Dios, sino que lo creó un semi-dios que posteriormente fue asimilado por algunas corrientes a la idea de demonio, o angel caído.

No nos clavemos en la idea de Dios y diablo (Arcano 15). Más bien veamos que detrás de esa doctrina está la idea de que hay una Bondad Superior y que el mundo no parece corresponder a lo que se supone haría un ser Omnipotente y Bondadoso.

El Arcano número 10 está a mitad de camino entre el 0 y El Mundo (Arcano 21) por lo que si tomamos el Tarot como una expresión de la doctrina gnostica de los cátaros – no hay pruebas de que sea así. Podríamos suponer que La Rueda de la Fortuna no es el mundo verdadero (que Dios quiso crear) sino la creación de ese ser semi-divino que de alguna manera se equivocó y creo una situación no deseada.

Lo que transmiten las doctrinas gnosticas es una variante de la misma idea de Samsara de los budistas e hunduistas, pero con ideas persas.

La idea es que por poco que observemos el dolor se sucede al bienestar, la vida es seguida por la muerte, los encuentros son el precedente de separaciones y el éxito siempre acaba en derrota, aunque sea la derrota de la vejez y la enfermedad… vivimos dependientes de condiciones que no controlamos.

Incluso si el mal no llega lo tememos  ¿De que sirve la victoria si está llena de miedo a la derrota?

Los cataros aseguraban que elinfierno era este mundo y que no lo había creado Dios, que Dios creó almas no un mundo canibal… bueno, es solo una visión. Tampoco somos aquí cátaros, pero la idea es que si somos esa fuerza creadora y lo que hemos creado un mundo de pesadilla y miedo, bien podemos deci que estamos viviendo la creación de un semi-dios loco.

tarot La Rueda de la FortunaSi nos atenemos a la idea de que somos seres divinos  ¿que mierda estamos creando?

Ok, no es mi idea explicar doctrina gnostica, solo apuntar a que estamos en una situación en que estudiar esas fuerzas con las que creamos nuestra experiencia puede ser interesante.

Quizás en el fondo no estamos entrando en un estudio esotérico, cabalistico o gnostico, sino usando el Tarot como herramienta filosófica.

Antes de cerrar el post vamos a ver una detalle sobre el número 10.

El 10  es un 1 – veremos más sobre el 1 con El Mago y los Ases de los 4 palos de los Arcanos menores – pero de entrada el uno representa un comienzo y el concepto de unidad.

El cero es la energía potencial representada por El Loco, que de alguna manera es también el infinito.

Quizás esa situación en que vivimos es justamente eso que ya se ha dicho, una situación que contiene la energía necesaria para iniciar un nuevo camino, hasta la completud representada por el Arcano 21.

Hay algo interesante que podriamos ver en el libro de Jodorowsky La Via del Tarot y que hemos incluido en  esta web ( Las sumas de 21 )

Siguiente

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *